La subversiva paz

Por: Jeison Oviedo Mercado

Colombia es un país acostumbrado a la violencia y al conflicto. Por eso, el gobierno ha hecho todo lo posible para revertir los avances de los acuerdos y volver a los hechos violentos que dibujaron la historia del país a lo largo de más de medio siglo. 

La paz en Colombia es cada vez una idea más difusa, pero sobretodo, peligrosa para el establecimiento. Desde el gobierno están haciendo lo que pueden para acabar la justicia especial para la paz (JEP) y estropear los esfuerzos por terminar el conflicto con las Farc, a riesgo de eliminar la posibilidad de que haya verdad y reparación para las víctimas.

Aunque no lo reconozcan así, los acuerdos de la Habana representan una amenaza para las estructuras de poder tradicionales. Pero es más fácil hacer hervir la sangre de los bien pensantes vociferando que los acuerdos son un premio a la impunidad, tal como lo hicieron en la campaña del No en el plebiscito del 2016, cuando repetían que con la paz se impondría la ideología de género y nos volveremos una nación comunista. 

La razón por la que la paz genera tantos odios y oposiciones, es que lleva implícita una pretensión de cambio de los factores generadores del conflicto, donde están involucradas las élites políticas y económicas y sus intereses en  la restitución de tierras y el uso de los recursos naturales, las reformas a la participación política y el acceso a cargos de elección popular, entre más asuntos de alto calibre (Sarmiento, en Cinep, 2018). 

Desde los partidos de la oposición, se ha denunciado que existe una agenda por parte del gobierno, empecinada en restar a las víctimas la posibilidad de retornar y desarrollar su proyecto de vida en las tierras que les fueron despojadas violentamente (El Espectador, 2019). Estas disposiciones en contra de las víctimas, se vuelven aún más temibles con el asesinato sistemático de líderes sociales defensores de tierras y más aún, con el intento de justificar su exterminio como líos de faldas.

El partido de gobierno logró arrebatar a las víctimas sus 16 curules en el congreso y así silenciar sus voces y testimonios. Además, intentan restarles la posibilidad de retornar y desarrollar su proyecto de vida en las tierras que les fueron despojadas violentamente, como lo denunció el senador Iván Cepeda.

El gobierno parece estar decidido a torpedear la paz conforme a las directrices que en su partido se establecieron con anticipación: volver trizas ese maldito papel que llaman el acuerdo final con las Farc. En este sentido, el presidente Duque está cumpliendo hábilmente la voluntad de su mentor y su logro más notorio ha sido el retorno de Iván Márquez a la lucha armada, en perfecto cumplimiento de los deseos de Uribe, que prefiere ochenta veces a un guerrillero en armas al diálogo con sus contrarios. 

Un proyecto de paz para el país no es bienvenido si no está a hecho a la medida de los más poderosos. Pero la paz tiene un alcance más integral. Por lo que he aprendido, la paz no se puede equiparar a la calma que tanto les sirve a los intereses de las élites que manejan la economía y la política del país. La paz es un proyecto ruidoso y atrevido que se la juega por cambios al modelo de estado, de sociedad y de desarrollo (Sarmiento, en Cinep, 2018) y por ello resulta tan indeseable y subversiva para aquellos que ostentan el poder. 

Si pudiéramos desmontar el ideal paradisiaco con que nos han hecho imaginar la paz, comprenderíamos que la paz es en sí misma un escenario de conflictos sin resolver y que hace falta madurar esos conflictos hasta su más profundo centro para construir condiciones para la paz, así a muchos no les agrade el tema y prefieran evitar la polarización.

Referencias

Cinep (2018). Una mirada subalterna a la movilización por la paz. [online] Bogotá: Cinep. Available at: https://www.cinep.org.co/publicaciones/en/ [Accessed 17 Sep. 2019].

El Espectador (2019). Los cercos legislativos del uribismo a la paz, según Iván Cepeda. [online] Available at: https://www.elespectador.com/noticias/politica/los-cercos-legislativos-del-uribismo-la-paz-segun-ivan-cepeda-articulo-873853 [Accessed 17 Sep. 2019].

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *